¿Bicicleta o real estate? Tasas de interés y mercado inmobiliario

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 3 minutos

Dani, tengo unos pesos y estoy pensando en invertirlos ¿lo meto en la bicicleta financiera con el interés que me pagan o en algún proyecto de real estate?.

Pregunta más que habitual por estos días, no quiero simplificar el análisis, pero en gran parte es todo una cuestión de tasa de interés.

Muchas decisiones que tomas en la vida, son una cuestión de tasa, en el negocio inmobiliario también.

Todo movimiento de tasas de interés afecta a la economía en muchos aspectos, cuando vemos en el diario “la tasa rompió la barrera del X%” o “estiman que la tasa bajará a X% en X meses”, es probable que te preguntes “y yo que tengo que ver con esto?”.

¿QUÉ SON LAS TASAS DE INTERÉS?

Las tasas de interés representan tus eventuales ingresos como un depositante/inversor o el costo de los fondos si sos un deudor. El nivel de las tasas de interés determinará en cierta medida la capacidad y el entusiasmo de los desarrolladores e inversores para emprender un negocio inmobiliario.

Todo es cuestión de costo de oportunidad  ¿o acaso no estamos pensando en poner nuestro dinero a trabajar en donde más nos rinda?

TASAS BAJAS Y TASAS ALTAS, COMO JUEGAN EN EL DESARROLLO DE INMUEBLES

Los períodos de altas tasas de interés están relacionados con un menor número de aprobaciones de construcción y una reducción de la actividad en el mercado inmobiliario.

A la inversa, cuando las tasas de interés son relativamente bajas, la demanda aumenta, mejora la accesibilidad a la vivienda y el mercado se recupera, COMPROBADO ESTADÍSTICAMENTE.

Todos los que trabajamos desarrollando proyectos inmobiliarios sabemos que cuando las tasas suben mucho hay que afilar el lapiz y hacer más atractivo el proyecto. Con tasas muy bajas o por debajo de la inflación y durante muchos años no fue necesario ese esfuerzo, se “despachaban” departamentos.

Más aún, el esfuerzo no termina en darle más atractivo a nuestras ventas, sino también a ser MUY cuidadoso con el dinero que tomamos prestado de entidades financieras para financiar el proyecto.

En algunos casos es un mix y la pregunta que nos hacemos es ¿resigno ganancia y se la doy a un inversor o pago más interés al banco?, siempre procuramos que esta sea una ecuación de suma y el balance de deuda quede del lado que también más cómodo nos haga sentir como empresarios.

¿CÓMO AFECTA LA INFLACIÓN A LAS TASAS DE INTERÉS?

En tiempos de alta inflación como las que vivimos, las tasas de interés por lo general aumentarán a medida que los depositantes -que proporcionan fondos para que estos posteriormente sean prestados por los bancos- dejan de interesarse en las tasas de rendimiento por debajo del nivel de la inflación.

El aumento de las tasas de interés hace más atractivo el negocio financiero para aquel que tiene los fondos, quizás por sobre un negocio inmobiliario.

No solo dejará de interesarse por un proyecto inmobiliario, o uno del agro, sino que también dejará de consumir bienes durables o de cambiar de auto o de viajar, para aprovechar un buen retorno financiero.

Por otro lado, este aumento perjudica al deudor ávido de comprar una propiedad “apalancándose” con fondos de terceros, como así también al constructor que quiere tomar fondos para avanzar en alguna obra.

LOS CAMBIOS EN LAS TASAS DE INTERÉS AFECTAN DIRECTAMENTE EL MERCADO INMOBILIARIO

La demanda de crédito, el nivel de los fondos disponibles para préstamos , la inflación, las tasas de interés del exterior, las fluctuaciones monetarias y la confianza del consumidor, son variables económicas que afectan las tasas de interés.

Los cambios en las tasas de interés impactan directamente el mercado inmobiliario, por lo general bajas tasas estimularán el mercado ya que la demanda aumenta con la mejora de la accesibilidad a la vivienda.

Como ejemplo de esto último podemos ver lo ocurrido en el año 2017, con préstamos hipotecarios de UVA + 2/4%, muchas personas que antes solo pensaban en alquilar durante toda su vida, se largaron a comprar y pagar en 30 años su propia vivienda ¿qué ocurrió? los precios de las propiedades aumentaron.

Por el contrario en 2018 cuando estas tasas subieron y se hicieron mas inaccesibles para los interesados -sumado a la devaluación- la demanda se retrajo y las propiedades “congelaron” e inclusive bajaron sus precios.

A QUE APUESTO ENTONCES ¿BICICLETA O REAL ESTATE?

Es toda una cuestión de tasas, en períodos de altas tasas no quiere decir que no debas invertir en inmuebles, pero sí tenes que encontrar un proyecto que te ofrezca una rentabilidad por encima de una herramienta financiera.

¿Y donde consigo esos proyectos? El que busca encuentra, recurrí a tu asesor inmobiliario amigo o escribime y te comento algunas alternativas.

Otros artículos

Dejar un comentario