Frases que nunca tenes que pronunciar al comprar tu próximo hogar

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 4 minutos

¿Estás en la búsqueda de tu próximo hogar? Ya sea por respeto y también para hacer realmente un buen negocio, hay frases que si las pronuncias te podes arrepentir.

Vivo mostrando propiedades, trabajo de esto, trato de llevar las visitas de manera “controlada” pero muchas veces veo compradores que son ansiosos y no dejan para el final -o la vereda- sus conclusiones o comentarios.

Si está el propietario presente, podes dañar una futura operación.

Sé que tenes que ser sincero conmigo, pero no tenes que ser tan sincero con los vendedores si están presentes en la visita.

Todo lo que decís puede y será usado en tu contra. Acá van las frases más nefastas, alguna vez escuchadas en una visita!

“Esta es la casa de mis sueños!”

Como recomiendan en los juegos de cartas, nunca tenes que anticipar una jugada, tenes que llevar siempre tu cara de “poker”. Todo interesado que expresa su pasión desenfrenada por un hogar, esta perdiendo plata.

Si te ven muy entusiasmado, ansioso, el vendedor puede darse cuenta que esta propiedad realmente ya significa mucho para vos. No te digo que dejes de decir cosas bonitas por el hogar, a veces son palabras corteses y amables decirles “que linda tenes la cocina o que bien decorado tenes el departamento”.

Pero siempre, siempre, todas las discusiones y cualquier estrategia de negociación tiene que ser en privado con tu agente inmobiliario.

“Este sillón es horrible!”

Nunca tenes que opinar de esa manera sobre una propiedad, es muy descortés para una persona que te abre su hogar opinar sobre el gusto en la decoración que tienen.

El estilo de los ambientes puede no ser el tuyo, pero esa no es una razón para que los desprecies de esa manera. Si te escuchan hablar mal de su casa, se lo van a tomar como una ofensa personal y si eventualmente ese fuera el hogar que elegís comprar, la negociación se va a ser cuesta arriba.

“No puedo permitirme pagar mas de U$S XXX por este departamento”

Es buena idea compartir cuánto podés pagar con tu agente inmobiliario, pero esa información solo se comunica a él. Es bueno mantener siempre esta información en privado, menos conversarlo en el momento de una visita. 

Guardá tus cartas, no las muestres, tampoco abras una negociación sobre precios en una visita, tranqui, hay un momento para conversar sobre eso más adelante.

“No veo la hora de hacerle XXX cambios a esta casa!”

Aunque por dentro pienses “es el hogar perfecto para mí luego de hacerle todas las renovaciones que estoy pensando” nunca tenes que comentar esto al vendedor, en el fondo es un dialogo interno que tenes que conservar solo para vos o tu pareja.

Si vas a renovar una casa en la que vivió un propietario y crió su familia, él tiene muchos recuerdos allí, nunca tenes que decir “lo primero que hago es tirar estas paredes abajo, arranco esas plantas y pinto esa pared que tiene ese color horrible”.

Los propietarios tienen una carga sentimental fuerte con cada hogar que venden, seguramente vos la tenes con tu hogar, no te metas con sus sentimientos dado que eso puede ser contraproducente en una futura negociación.

“¿Porqué estas vendiendo?”

Sí, es muy posible que sientas curiosidad por saber por qué los vendedores pusieron la casa en venta. Guardate esa pregunta!, por favor, no la hagas! en el fondo no es lo importante si vas a comprarla y no es asunto tuyo.

Se considera de mal gusto preguntar por datos íntimos del propietario y la razón de su toma de decisiones y aunque no lo creas, puede abrir un dialogo desagradable.

Recuerdo una vez en donde una interesada insistía con saber el dato de porqué el propietario vendía un departamento hermoso, la respuesta no se hizo esperar frente a la insistencia -realmente insistió con tener una respuesta- y vino por el lado de “mi pareja se escapo de casa, se fue con los chicos a vivir al exterior y no puedo mantenerla, este gasto y el de los abogados me esta liquidando, querés que te cuente más?.

Obviamente la intención de seguir la visita y cualquier posibilidad de construir confianza con la propietaria se dinamitó en ese instante. No hay respuesta para esa contestación.

Abrir el juego a una situación posiblemente incómoda no te va a ayudar en el futuro si tenes la idea de avanzar con la operación.

“¿Cómo es realmente vivir en este barrio?”

Entiendo que quieras tener toda la info para tomar tu decisión, pero eso no significa que puedas interrogar a todas las personas. No le hagas preguntas intrusivas a los propietarios o los vecinos.

Por supuesto, podes hablarles y dales la oportunidad de abrirse, pero no presiones si no son habladores.

“¡Nunca te van a pagar ese precio!”

Sí, te entiendo, lo podrías estar pensando. “No le daría U$S XXX por esta casa”, como comprador es mejor que te guardes las conclusiones para vos y tu agente inmobiliario.

Incluso si vos consideras que esta casa tiene un precio alto, bien podría estar dentro del rango de comparables del vecindario, no sos un experto en precios, podes tener una opinión pero con sinceridad, ¿te parece que suma hacer ese comentario?

“Te pago [un monto extremadamente bajo] por este departamento, ¿qué me decís?”

No, no, no, te pido encarecidamente que no hagas ofertas “al voleo” por una propiedad que estamos visitando, es poco serio, en la visita no es lugar para iniciar una negociación y el propietario presente va a quedar con una imagen poco confiable de vos.

Si te interesa hacer una oferta de precio, charlalo con tu agente inmobiliario, tranqui, hay tiempo para eso, o sos ansioso o queres “tantear” al propietario y lo vas a poner incómodo.

¿Sumarías alguna frase que no debería pronunciar nunca un comprador en una visita? Dejamos tu comentario debajo. Si te puedo ayudar con una compra que estás pensando hacer escribime a daniel@bryn.com.ar

Otros artículos

Dejar un comentario