Los peores consejos que podés recibir al ponerle precio a tu casa

por danielbryn
0 comentario
Lo lees en: 3 minutos

Cuando se trata de vender una casa y ponerle precio, muchas veces escucharemos opiniones, consejos e ideas que pueden parecernos correctas pero te pueden hacer perder tiempo y dinero.

A ver, arranquemos desde cero: ¿Cómo vas a ponerle precio a tu casa en base a un par de consejos? ¿Cómo vas a poner en el mercado uno de tus bienes más preciados en base a subjetividades?

Para ayudarte a no equivocarte, te arme una pequeña lista de los peores consejos que podés recibir al momento de ponerle precio a tu propiedad -consejos que nunca vas a escuchar salir de mi boca!-

MAL CONSEJO 1: “Es correcto ponerle precio a mi propiedad basado en lo que siento por ella”

Seguramente escucharás: nadie mas que vos sabe cuanto vale realmente esa casa, ¿para qué confiar en un tasador no?

Entiendo perfectamente que nadie desconoce todo el tiempo que te tomó armar ese hermoso jardín o dejar en perfectas condiciones el techo, pero el precio de una vivienda debe basarse en hechos objetivos, concretos: quizás tu jardín no sea lo mas valioso de tu vivienda y el techo, realmente y con una mano en el corazón, tiene que estar BIEN SIEMPRE.

Mientras que tu hogar puede tener una cantidad de “intangibles” encantadores, no dejes que tu nube de sentimientos afecten la tasación comercial, el precio tiene que ser el adecuado. DEJÁ TUS SENTIMIENTOS AFUERA.

MAL CONSEJO 2: “Precio de mi propiedad en base a lo que pague, al que le sumo un poco más de ganancia”

Seguramente escuches: todo el mundo que quiere vender algo, quiere obtener un beneficio por sobre lo que pago, no?

Lo siento mucho!: lo que quieras no importa mucho en este escenario. El valor será lo que el comprador estará dispuesto a pagar, es cierto, trataremos de que recuperes tu dinero y ganes, pero la tasación es una sola, más allá de lo que hayas hecho en el pasado.

MAL CONSEJO 3: “El precio de la vivienda va a ser lo que pague y le sumo las reparaciones y renovaciones que hice últimamente”

Seguramente escuches: te tomo todo el verano y un montón de dinero arreglar el baño y la cocina y ponerla en condiciones, entonces, todo ese dinero y tal vez más, deberías recuperarlo cuando lo venda, no?

La cruda verdad: tu casa puede tener numerosas mejoras encantadoras, pero esto no significa que los compradores quieren pagar por ellos.

Claro, pueden pagar más por los muebles nuevos de la cocina, o por la pintura de la pileta, pero quizás no paguen más por todos los arreglos o renovaciones, en definitiva, muchas veces al comprar una casa, esperamos que la pileta este pintada y que los muebles estén en buen estado.

MAL CONSEJO 4: “No tenes apuro por vender? Pongamos un precio bien alto!”

Muchas veces vas a escuchar: si no estas apurado, tenes todo el tiempo para esperar, en algún momento va a caer un “príncipe” a pagarnos el precio que queremos.

¿Por qué es un mal consejo?: Si una casa está sustancialmente sobrevalorada, acabará parada en el mercado mucho tiempo, una vez que esto sucede, los compradores tomarán conocimiento del parate y harán ofertas muy bajas, porque todos tenemos tiempo para esperar, pero en algún momento este tiempo se acaba.

Al final, por experiencia, estas casas casi siempre se venden por menos que si lo hubieran fijado el precio justo desde el comienzo.

MAL CONSEJO 5: “Pongamos un precio bien alto, total, todo comprador va a venir con una oferta a la baja”

Podrás escuchar: todos estamos al tanto, siempre que sale a la calle algo al precio de 100, se terminará vendiendo en 80/90, este principio seguramente se aplicará a la venta de casas no?

Te diría que es un mal consejo y puede ser el peor consejo:

Cuando una casa tiene un precio extremadamente alto, excluye posibles compradores y, finalmente, tendrás que bajar el precio.

Esto termina “haciéndote parecer desesperado como vendedor”. Como señalamos anteriormente, lo lógico es colocar un precio razonable en línea con lo vendido en la zona últimamente.

Si una casa tiene un precio correcto, obtendrás ofertas de precio completo e incluso ofertas de precio por sobre lo requerido, si no lo haces así, muchos se “asustarán” con el precio que pusiste y “seguirán de largo” al momento de hacer una oferta: “están locos con lo que piden por ese departamento”, eso seguramente también lo escuchaste, se sienten ofendidos, como si les tomaras el pelo. MUCHO CUIDADO ENTONCES.

¿Tenés alguna sugerencia para hacer a este artículo? ¿Te puedo a ayudar a ponerle precio a tu departamento? compra o venta de propiedades? No dudes en escribirme a daniel@bryn.com.ar.

Otros artículos

Dejar un comentario